Matrimonio…? No!

Anillos

Recientemente y sobre todo en los EE.UU.  los medios de comunicación han tomado a muchos de las narices, y distorsionando palabras que aparentemente son rudas y hasta groseras y discriminatorias , pero que en realidad son definiciones de ciertos comportamientos que las personas , en aras de la modernidad y disfrazados de derechos humanos tratan de vetar o hacer parecer de mal gusto, como  definiciones tales como homosexualidad y prefieren llamarlas atracciones gay, o lesbianas pretendiendo que se les tome en un contexto de normalidad los comportamientos abiertos de su distorsionada sexualidad, y digo esto porque por clasificación  natural y por definición están fuera de contexto. El ser humano ha sido creado Hombre o Mujer ya sea que lo aceptes o no, al igual que Dios creador del cielo y la tierra, lo aceptas o no.

Por otro lado en un afán por regular las obligaciones civiles que convengan llevar a cabo cierto grupo de personas entre si o ciertos individuos, se han creado recientemente leyes que regulan estas uniones , llámense uniones civiles, uniones gay, relaciones lesbicas, y cualquier otra clase de uniones que el ser humano pueda inventar , pero, hablemos claro, en ningún momento se les puede llamar  Matrimonio, nos insulta a los verdaderos cristianos y enseguida quiero presentar un par de hechos que respaldan lo que digo:

1.-Dentro del contexto divino el ser humano es creado hombre o mujer, así leemos en Génesis 1,27 Mt 19,4   Hombre y Mujer los creo Dios, por lo tanto cualquier variación de estas dos clasificaciones significa claramente, ya desde un principio fundamental el no aceptar la creación revelada en la persona y pretender tener el derecho de elegir su propio sexo es una rebelión contra el Creador.

2.-Por definición el propio idioma establece como podemos ver en el diccionario Webster, Matrimonio dice: es la Institución donde hombre y mujer se unen en un tipo especial de dependencia social y legal para el propósito de formar y mantener una familia.

Esto es esencial ya que aunque haya parejas que no pueden tener hijos, por diferentes factores, necesariamente un hombre y una mujer deben estar involucrados, y cualquier otro tipo de arreglo no puede ser dignificado con el nombre de Matrimonio. Tampoco cualquier actividad de tipo sexual ya por definición no puede catalogarse como matrimonio. Y es aquí donde existe el peligro de la confusión , ya que una persona involucrada en una relación con alguien del mismo sexo,fundamentalmente inmoral, se le puede llamar de cualquier modo pero no Matrimonio. Como dijimos podemos llamarle uniones civiles del mismo sexo o cualquier otro nombre , pero el uso incorrecto hasta del propio lenguaje es solo un signo de la decadencia no solo moral que reflejan las personas sino un retroceso cultural en el uso hasta del propio lenguaje. Lo que en ocasiones puede disfrazarse o mal entenderse como ser tolerantes e incluyentes, simplemente es una moral y cultura mal informada con una conciencia desgastada.

El Imperio Romano con toda su grandeza colapso por la doble moral que se enraizó en su sociedad por la influencia de la barbarie, quiera Dios que esto no suceda en nuestras culturas, pero la historia dicen, tiene el mal habito de repetirse.

Católicos y todos los cristianos y personas de pensamiento correcto, deben fuertemente luchar para desplazar este mal uso del lenguaje en sus conversaciones y luchar para remediar este mal comportamiento que es inclusive raro entre los animales, no deberíamos sucumbir mucho menos los que hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios.

Texto editado por PVF con extractos de la revista Concord.

Compartelo , Like it! o deja un cometario...

Escribe aqui tu comentario !